Las actividades económicas más influyentes en México

De acuerdo con el informe tributario del SAT, hasta octubre de 2018 cerró con 74.2 millones de contribuyentes activos en México. En este video te damos a conocer las actividades económicas más influyentes en el país:

 

Más Validaciones en CFDI 3.3

Sin duda que la nueva versión CFDI 3.3 ha sido mayúscula y ha traído una infinidad de cambios.

En otros artículos ya he hablado de los principales cambios, incluyendo la validación del RFC del receptor de comprobante. En esta ocasión enlistaré otras validaciones que se incluyeron en esta nueva versión y las cuales debes tomar en cuenta a la hora de timbrar una factura.

Valores en cero o negativos

Anteriormente podías emitir facturas con conceptos en cero o bien una cantidad en negativo para representar un descuento. Con CFDI 3.3 ya no lo podrás hacer, si necesitas hacer un descuento lo podrás ingresar por cada concepto o de forma global pero con signo positivo y de cualquier forma restará al total de la factura.

Validaciones aritméticas

En CFDI 3.2 podías cometer errores, por ejemplo, un importe de $100 más IVA de $16 podía dar como resultado $116.50 y tu factura podía ser timbrada sin problema. Con CFDI 3.3 esto simplemente no funciona, si el PAC recibe esta información, no timbrará la factura y tendrás que corregirlo.

Validación de Huso Horario

En las nuevas validaciones que se agregan como obligatorias por el SAT, se debe respetar que la fecha de creación del CFDI guarde la hora local de acuerdo a la zona horaria del lugar en donde se emite la factura (este punto se cruza con el código postal).

Sin embargo, la hora de timbrado sigue correspondiendo a la hora del centro del centro del país. Por lo tanto, si la hora de creación tiene una diferencia de más de 5 minutos respecto a la hora del centro ya habiendo hecho la conversión correspondiente de diferencia horaria por zona, la factura no será timbrada.

Validación de Uso del CFDI vs Régimen Fiscal

Además de ser un requisito registrar el régimen fiscal del emisor, el SAT también hace un cruce entre este dato y el uso del CFDI que se esté eligiendo para emitir la factura.

Por ejemplo, si una Persona Física con régimen de Actividad Empresarial y Profesional quien se dedica a prestar servicios médicos, intenta emitir una a una Persona Moral poniendo como uso del CFDI «honorarios médicos, dentales y gastos hospitalarios» no podría hacerlo. La razón es que la Persona Moral realmente no está recibiendo ese servicio, quizás sea una prestación para alguno de sus trabajadores con lo cual el uso sería gastos en general.

Validación TAX ID cliente extranjero

Cuando emites una factura a un cliente extranjero, puedes poner el RFC genérico XEXX010101000, sin embargo, en CFDI 3.3 si tu cliente tiene nacionalidad de Estados Unidos o Canadá, no podrías emitir la factura con ese RFC.

Lo que tienes que hacer es poner el TAX ID que es el equivalente al RFC en México. El campo tiene una validación de hasta 9 caracteres, de hecho, si no lo tienes disponible podrías poner del 1 al 9 y la factura se timbrará, aunque eso no significa que sea correcto.

Validación de decimales y redondeos

A pesar de que los productos o servicios pueden ser emitidos en sus valores individuales con hasta 6 decimales en precios, los subtotales y totales solo se aceptan con hasta 2 decimales, por lo que la información siempre se redondea a dichos dígitos para poder ser timbrada.

Validación de Número de Pedimento

Anteriormente no se validaba que el número de pedimento fuera válido, solo se enviaba el valor que el usuario había colocado. En CFDI 3.3 pedimento si se valida y tiene una estructura especifica que si no se cumple no podrás timbrar la factura. Generalmente el número de pedimento se conforma de 15 dígitos.

 

Ahora ya tienes más información sobre lo que debes considerar al momento de emitir una factura en esta nueva versión. Si estás tratando de hacer una factura y te marca algún error, la razón podría ser cualquier de las que te he enlistado y ya sabrás como resolverlo.

 

 

¿El RFC de tu cliente no te permite facturar en CFDI 3.3?

Con CFDI 3.3 es obligatorio la validación del RFC de tu cliente.

Esta validación ocurre al momento en el que intentas emitir la factura, y el único juez que decide si facturas o no es el SAT

Lo que se busca evitar es que se emitan facturas a RFC’s inexistentes o bien, a aquellos que el SAT no quiere que le factures porque tienen algún estatus inválido.

RFC Inexistente

Si el RFC del receptor del CFDI que quieres emitir es incorrecto o está mal escrito, simplemente no puedes facturar.

En la siguiente liga podrás verificar si el RFC existe o no:

https://portalsat.plataforma.sat.gob.mx/ConsultaRFC/


RFC correcto pero inválido

¿Puede un RFC existir o ser válido pero no ser permitido por el SAT? Sí, es posible, aquí es donde inician las confusiones.

La liga anterior del portal del SAT valida que el RFC tenga una formación correcta, por ejemplo para personas morales 12 caracteres y para personas físicas 13.

Sin embargo, puede ser que aunque tenga una estructura correcta, no esté registrado en el SAT o que su registro sea tan viejo que hace falta que el contribuyente lo actualice.

Aunque es poco común, es frustrante que al tratar de emitir la factura nos aparezca un mensaje que indique que no podemos facturar a un RFC al cual le hemos facturado siempre.

Función de los PAC’s Proveedor de Certificación de Factura

Para detallar un poco el funcionamiento, el SAT envía a los PAC’s un listado de los RFC’s a los que se les puede facturar. Si el RFC al que estás tratando de emitir una factura no se encuentra en ese listado, no podrás facturarle a pesar de que en el portal del SAT diga es válido.

Así que el poder facturar o no depende de que el RFC se encuentre en el listado que el PAC recibe.

Solución al Problema

Lamentablemente, la solución no la tienes tú, la tiene que hacer tu cliente y es una de las dos siguientes:

  1. Que tu cliente vaya a una oficina del SAT y «actualice» su RFC.
  2. Que lo haga por Internet de la siguiente forma:
  • Ingresar al Portal en la sección RFC
  • Seleccionar Inscripción con CURP
  • Especificar la CURP
  • Copiar el texto de la imagen (Captcha)
  • Seleccionar la opción Consultar

Si hace esto es probable que en 24 horas el RFC se haya actualizado, aparezca en las listas enviadas al PAC y por lo tanto pueda recibir facturas. Si esto no sucediera, entonces forzosamente deberá hacer la opción 1… ir al SAT 🙁

Esperemos que pronto el SAT tenga un servicio donde podamos consultar esas listas de forma pública, y evitar contratiempos.

 

 

Inscripción al SAT para Personas Morales

Si ya lo meditaste por mucho tiempo y tu decisión es crear una sociedad para iniciar tu negocio, entonces la siguiente información te será de gran utilidad.

Lo primero es que sepas que en términos legales una sociedad se conoce como Persona Moral, lo que significa que es la unión de 2 o más personas físicas o inclusive morales, para crear una figura jurídica independiente.

Lo siguiente es prepararte para empezar a emitir facturas y pagar impuestos. Ya sé que esto te puedo asustar, pero la realidad es que no es tan difícil y con estos 5 pasos te será muy sencillo:

Paso 1: Constituir una Sociedad

Existen varios tipos de sociedades, la mayoría están contenidas dentro de la Ley General de Sociedades Mercantiles y en el Código Civil.

La elección del tipo de sociedad depende de las necesidades de tu negocio, de la actividad que va a realizar y el objetivo que persigue. En este caso lo mejor es que te asesores con un abogado o notario. Te mostramos cuales son las sociedades más comunes:

Obligatoriamente se debe constituir ante un fedatario público (notario) y para que surta efectos ante terceros también debe inscribirse en el Registro Público de Comercio.

Recientemente se ha creado otro tipo de sociedad llamada Sociedad por Acciones Simplificada (SAS), la cual no necesita notario, se constituye en un día y es ideal para microempresas ya que tiene un tope de $5 millones anuales ingresos, e inclusive puede ser formada por una sola persona física.

Un punto donde debes poner especial cuidado es en el contenido del acta constitutiva, ya que ahí es donde se ponen las reglas del juego. Es como un matrimonio, donde acuerdas las reglas de convivencia diaria, pero también las que aplicarían en un eventual divorcio.

Paso 2 ¿Qué actividad vas a realizar?

Definir la actividad que vas a realizar, existen dos giros principales que son i) prestación de servicios; y ii) actividades de comercio.

Habiendo definido esto, se puede tener idea del régimen fiscal en el cual te corresponderá pagar impuestos, teniendo las siguientes opciones consideradas:

    • Servicios y Comercio Ley del Impuesto Sobre la Renta (LISR): Titulo II

Cabe señalar que las Sociedades Civiles hacen el pago de impuestos en base al flujo de efectivo, esto es, solamente sobre los ingresos que cobren y los gastos que paguen. Los demás regímenes en general pagan impuestos sobre lo que facturen independientemente de que lo hayan cobrado o no.

Con algunas excepciones, los pagos se hacen de forma mensual, y se consideran provisionales. Al final del año, se presenta una declaración anual, donde se calcula el ISR a pagar y se le disminuyen los pagos provisionales efectuados. Para IVA y IEPS, los pagos también son mensuales pero se consideran definitivos. Obligado a retener y a enterar impuestos por cuenta de terceros.

    • Sin fin de Lucro (No Contribuyentes del ISR) LISR: Titulo III (Sindicatos, Partidos Políticos, Asociaciones Civiles, Cooperativas, otros).

Aplica para empresas que su actividad no persigue un fin de lucro, es decir, que no buscan un beneficio económico principalmente.

Hay otros regímenes, como Coordinados (autotransporte) Régimen actividades agrícolas, ganaderas, actividades primarias, que buscan reglamentar a estas actividades con características más específicas.

Cada uno de los regímenes tiene sus beneficios, obligaciones, reglas, periodos de pagos, etc. Es conveniente que un experto en la materia te asesore para que cumplas en tiempo y forma con lo que te corresponde.

Paso 3 Obtener el RFC de la PM

Deberás preinscribir a la PM en la página del SAT, en este link , y posteriormente concluir tu trámite acudiendo a la oficina que te corresponda, para lo cual debes concertar una cita, puedes hacerla en línea.

Los requisitos que te solicitan son:

  • Acta constitutiva
  • Poder del representante legal, puede venir incluido en el acta constitutiva. El representante legal es una persona física designada con tal cargo. Puede ser uno de los socios, o alguien más que sea elegido.
  • Identificación oficial del representante legal
  • Comprobante de domicilio de la PM

Al concluir el trámite obtendrás la solicitud y el acuse de inscripción al RFC. Debes tomar en cuenta que el Código Fiscal de la Federación indica que el trámite debe realizarse dentro del mes siguiente a la constitución de la sociedad.

Paso 3 Obtener e.firma (antes firma electrónica)

La obtención de tu e.firma te servirá para facturar, pero también para realizar otros trámites, consultas o hasta el pago de impuestos.

La e.firma se integra de 2 archivos, el .cer y el .key, además de una contraseña que se asigna al momento de hacer el trámite. En estos archivos se encuentra encriptada información del contribuyente y para el SAT representa la legitimidad de cualquier trámite que se realice con este instrumento.

La vigencia de la firma electrónica puede variar, pero normalmente es de 4 años.

Lo primero es que el representante legal debe contar con e.firma, si no la tiene debe tramitarla, y aquí te dejo como debe hacerlo:

  • Trámite por primera vez (debes acudir al SAT), y los requisitos son:
    • Obtener una cita
    • Identificación oficial
    • CURP
    • Asignar una contraseña
    • USB, para que te guarden los archivos
    • Correo electrónico, en donde te llegará información del SAT
  • Renovación, si la firma aún está vigente la puedes hacer por internet, de lo contrario tendrías que acudir nuevamente al SAT. Los requisitos son:
    • Entrar a la aplicación Certifica (antes SOLCEDI) 
    • Seleccionar la opción renovación
    • Asignar una contraseña, puede ser la misma que la anterior
    • Obtendrás los archivos .ren y .key
    • Esos archivos debes enviarlos a través de página del SAT
    • Al terminar, obtendrás el archivo .cer

Si el representante legal ya tiene la e.firma o ya la obtuvo entonces debes hacer lo siguiente:

  • Acudir al SAT), y los requisitos son:
    • Obtener una cita
    • Acta constitutiva
    • Poder del representante legal
    • Asignar una contraseña
    • USB, para que te guarden los archivos
    • Correo electrónico, en donde te llegará información del SAT

De esta manera, ya habrás dado un gran paso para empezar a facturar. De hecho si utilizas la plataforma del SAT, de lo cual profundizaré más adelante, con este trámite ya podrías hacerlo.

Paso 4 Obtener Certificado de Sello Digital

Es común que se confundan los archivos de la e.firma con los del Certificado de Sello Digital (CSD), pero ahora aprenderás que son 2 cosas distintas. De hecho, para poder tramitar el CSD forzosamente deberás contar con la firma electrónica.

EL CSD también cuenta con un archivo .key y uno .cer, además de asignar una contraseña. El uso del CSD es justamente para cumplir uno de los requisitos solicitados por el SAT en la emisión de Comprobantes Fiscales Digitales por Internet (CFDI). Como lo mencioné si utilizas la plataforma del SAT no es necesario, pero si ocupas cualquier otra plataforma el CSD  es indispensable.

Este trámite se realiza totalmente por internet, llevando a cabo los siguientes pasos:

  • Contar con tu e.firma (antes firma electrónica)
  • Descargar la aplicación «Certifica» (antes Solcedi) 
  • Genera la aplicación «Certifica» una solicitud de Certificado de Sello Digital. Se generarán un archivo con extensión «.sdg» que es la solicitud y un archivo con extensión «.key» que es tu llave privada. En este proceso defines la contraseña de tu certificado
  • Entra a Certisat y ve a la opción de Solicitud de Certificados Digitales
  • Después de la solicitud entra a recuperación de certificados ahí mismo en Certisat y descárgalo. Deberá ser un archivo con extensión «.cer»

Ahora sí, has completado todo el proceso para poder emitir facturas o CFDI’s de acuerdo a la actividad que realices.

Paso 5 Elige la mejor plataforma para emitir CFDI’s (y el último)

Los CFDI’s como su nombre lo indica ya son comprobantes digitales. Es decir que ya no tienes que ir con un impresor autorizado a que las imprima y luego hacerlas “a mano”. Lo que debes hacer es elegir una herramienta que más se acomode a tus necesidades.

La página del SAT ofrece una opción gratuita aquí. Probablemente si haces una factura de forma esporádica con pocos conceptos y aún solo cliente, esta puede ser tu mejor opción.

Por el contrario, si facturas de forma más recurrente, a varios clientes y diversos conceptos, puedes buscar una herramienta que sea más fácil de utilizar y que te guarde esta información. Puede haber algunas gratuitas o de bajo costo, pero lo más importante es que te facilite el trabajo.

La última opción, es adquirir el uso de una plataforma que no solo te permita facturar, sino que además te otorgue otras soluciones como el control de tus cuentas por cobrar, cuentas por pagar o inclusive hasta de tus inventarios.

Hay 2 opciones principalmente, las que se instalan en tu computadora o las que funcionan en la nube. Los costos pueden ser muy variables, pero sin duda lo que tienes que considerar es que te permita lleva el control total de tu negocio.

Espero que después de leer este artículo, no tengas ningún problema para constituir una sociedad, darla de alta en el SAT y empezar a facturar.