Participación de los Trabajadores en las Utilidades

La Participación de los trabajadores en las utilidades (PTU) es un concepto muy importante dentro de una relación trabajador y patrón, que se presenta inmediatamente después de que las personas físicas y morales presentan su declaración anual.

Por ello es conveniente tener todos los detalles sobre el tema, mismos que tienes a continuación:

¿Qué es la PTU?

La PTU es un derecho constitucional de los trabajadores para participar en las utilidades obtenidas por el patrón para el cual presta sus servicios en un año calendario.

Dicho derecho se establece en la fracción IX apartado A del artículo 123 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

 ¿Quiénes están obligados a repartir PTU?

Los patrones obligados al reparto de las utilidades son aquellas personas físicas y morales con actividades de producción o distribución de bienes o servicios, que tengan trabajadores y les paguen un salario independientemente de que sean contribuyentes del Impuesto Sobre la Renta o no.

¿Quiénes no repartirán PTU?

A las siguientes empresas se les exceptúa del pago de la PTU:

  1. Las de nueva creación en su primer año de operación
  2. Aquellas empresas de nueva creación, durante 2 años cuando se dediquen a la elaboración de un producto nuevo
  3. Empresas de industria extractiva, de nueva creación, durante el periodo que dure la exploración
  4. Instituciones de asistencia privada sin fines de lucro
  5. El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y instituciones públicas descentralizadas con fines culturales, asistenciales o de beneficencia

¿Cuál es el Objetivo de la PTU?

El reparto de utilidades persigue algunos objetivos como:

  • Reconocer la aportación de la fuerza laboral a la empresa
  • Aportar al nivel económico de los trabajadores y sus familias
  • Mejorar la distribución de la riqueza
  • Incentivar el trabajo conjunto entre trabajador y patrón, en beneficio de la empresa

¿Cuándo se reparte la PTU?

La PTU se debe entregar a los trabajadores dentro de los 60 días posteriores a la fecha límite de la presentación de la declaración anual del ISR.

Esto significa que en el caso de los patrones Personas Morales debería ser entre los meses de abril y mayo. Mientras que en el caso de las Personas Físicas, en los meses de mayo y junio.

¿Qué trabajadores tienen derecho a recibir PTU?

De forma general, todos los trabajadores tienen derecho a recibir PTU. Sin embargo, existen las siguientes reglas a considerar:

  1. Los directores, administradores y gerentes generales de las empresas no participarán en las utilidades
  2. Los demás trabajadores de confianza participarán en las utilidades de las empresas, siempre que su salario no sea mayor al de un trabajador sindicalizado o de planta. Si fuera el caso, se permitiría máximo un 20% adicional al salario de dichos tipos de trabajadores
  3. Solamente podrán recibir un mes de salario, los trabajadores de personas que obtengan sus ingresos por su trabajo, rentas, cobro de créditos o intereses. Un ejemplo muy claro serían los trabajadores de Sociedades Civiles
  4. Las madres trabajadoras, no pierden derecho aún cuando estén es sus periodos pre y postnatales
  5. Los trabajadores domésticos no tienen derecho a recibir PTU
  6. Trabajadores eventuales podrán participar en la PTU si al menos trabajaron 60 días

¿Qué monto de PTU se reparte?

El monto a repartir será el 10% de las utilidades de las empresas en las que presten sus servicios, y el porcentaje se aplicará sobre la renta gravable determinada para efectos del ISR.

Este dato se encuentra establecido en la Resolución del H. Consejo de Representantes de la Quinta Comisión Nacional para la Participación de los Trabajadores en las Utilidades de las Empresas, en su primer resolutivo. (Diario Oficial de la Federación el 3 de febrero de 2009)

La renta gravable del ISR que se menciona se calcula considerando la utilidad fiscal del ejercicio, sin disminuir pérdidas fiscales y tampoco la PTU entregada a los trabajadores en el mismo ejercicio.

Por último, el importe de las utilidades no reclamadas en el año en que sean exigibles, se agregará a la utilidad repartible del año siguiente.

¿Cómo se calcula el monto de PTU a repartir por trabajador?

El monto calculado de PTU a repartir de acuerdo a lo dicho en la sección anterior, se dividirá en 2 partes iguales para repartirla entre todos los trabajadores sujetos a este derecho.

La primera se repartirá tomando en consideración el número de días trabajados por cada uno de los trabajadores en el año, sin importar el salario que perciban.

La segunda se repartirá en proporción al monto de los salarios devengados por el trabajo prestado durante el año.

Consideraciones fiscales de la PTU

La fracción XIV del artículo 93 de la Ley del Impuesto Sobre la Renta, establece que se considerará una parte exenta de PTU por el equivalente a 15 días de salario mínimo (ahora UMA).

Los patrones deben retener a los trabajadores el impuesto correspondiente considerando esta parte exenta, ya sea mediante el cálculo general del artículo 93 o bien la opción establecida dentro del artículo 174 del Reglamento de dicha ley.

De esta forma, ya tienes claridad de como brindar este derecho a tus trabajadores, y si eres uno de ellos en qué consiste este beneficio para ti.

Contrata personal inteligentemente

Seguramente has tenido que contratar personal para tu negocio, y en ocasiones tu conclusión pudo ser que el candidato elegido no fue la persona ideal para el puesto que requerías.

El mundo laboral ha evolucionado, sobre todo si consideramos el factor de la generación “millenials”. Por ello es importante que utilices herramientas adecuadas para los procesos de selección de personal en tu empresa.

Conocidas desde hace mucho tiempo, pero poco o mal utilizadas, las pruebas psicométricas son una herramienta muy valiosa a la hora de elegir al candidato adecuado.

¿Qué son?

Las pruebas psicométricas se definen como una medida objetiva y estandarizada que proporcionan resultados cuantitativos sobre algún atributo psicológico o de conducta, lo que te permite hacer comparaciones entre los resultados de un individuo y otro.

Existen varios tipos de pruebas psicométricas:

  • De inteligencia
  • De aptitudes o habilidades
  • De factores de personalidad
  • Del comportamiento cotidiano

¿Quién debe hacerlas?

Es importante resaltar que estos exámenes deben ser aplicados por expertos en el tema, los más calificados serían psicólogos clínicos o laborales. Ellos deberán realizar procesos de estandarización, confiabilidad y validez. Estos elementos son imprescindibles para que un test sea considerado como válido y pueda arrojar resultados creíbles.

Beneficios

La eficacia de estas pruebas ha sido comprobada en los procesos de selección de personal, algunos ejemplos de beneficios que otorga a tu negocio son:

 

  • Obtener información valiosa de los candidatos
  • Conocer anticipadamente algunas de sus aptitudes y conocimientos
  • Contar con datos duros para tomar la decisión sobre candidatos
  • Hacer las pruebas presenciales o en línea
  • Agilizar procesos de selección, lo puedes hacer grupal en lugar de individual
  • Ahorro de tiempo y de otros recursos

Plataformas en línea

Para la aplicación de las pruebas psicométricas podrías utilizar plataformas o herramientas en internet como Psicotest o Armstrong, ya sea pruebas individuales o en batería (conjunto de pruebas). Al utilizarlas podrías obtener los resultados prácticamente al instante, así como una explicación breve emitida por el propio sistema. Estos resultados pueden interpretarse y ampliarse por un experto, por ejemplo un psicólogo, el cual podrá darle un mayor uso.

Generalmente estos sitios suelen tener un costo, ya sea mensual, anual o por ligas utilizadas, sin embargo, los beneficios que traen consigo pueden compensar ese gasto. Una vez que tienes el acceso a la plataforma, tú puedes elegir las pruebas que más te convengan y las que consideres te pueden arrojar mejores resultados, acordes al puesto que estás ofertando; por ejemplo, puedes tener test de personalidad, comportamiento, inteligencia, competencias laborales, habilidad en ventas, habilidades gerenciales e, incluso, honestidad.

 

Por otra parte, es importante que cuando apliques este tipo de pruebas a tus candidatos, anticipadamente les comentes cual es el objetivo de hacer uso de dicha herramienta, por ejemplo, puedes decirles que es para tener mayor información sobre sus competencias, así como para completar los lineamientos de la empresa.

Cuando explicas a los aspirantes de manera previa porque son necesarias, lograrás disminuir sus dudas y barreras a la hora de responder. Igualmente, debes tener presente que el candidato tiene un derecho indiscutible al trato confidencial de sus resultados y sus datos en general, ya que es información muy sensible que se debe resguardar y no divulgar a cualquier persona, ya sea dentro o fuera de la organización.

Por último, toma en cuenta que las pruebas psicométricas no te darán la verdad absoluta sobre tu candidato postulado, deberás completarlo con tu entrevista, la congruencia de lo que te dice y los datos que proporciona; incluso, para evaluar la parte técnica, si el puesto lo requiere, puedes desarrollar un examen práctico que te permita corroborar que sabe hacer lo que te indica.

 

 

Colaboración:

Paola Olague

paolaguer33@gmail.com

 

 

Home office: puede hacer tu negocio más rentable

Con la tecnología que ahora tenemos disponible, no sólo es posible trabajar desde casa, sino que además es benéfico para la empresa y para las personas.

Beneficios 

No se pierde tiempo en el transporte. En CDMX es bastante común que las personas pasen más de dos horas al día en transporte para ir a la oficina. El estrés se reduce, se reducen sus gastos en comidas, gasolina, estacionamiento y en general son más felices y saludables.

Al estar más contentos, hay otros colaterales positivos: se refleja en los clientes y se reducen las tasas de rotación y aumenta la lealtad. Esto está demostrado en un estudio de la Universidad de Stanford dice que mejora 13%, pero hay muchos otros que respaldan esto.

Del lado del empresario, ahorras en: espacio, consumibles, tiempo en juntas inútiles y ausencias justificadas.

 

Para que una política para trabajar desde casa funcione antes debes tener claramente definidos los objetivos y la posibilidad de medir los resultados, de lo contrario no va a funcionar.

Te compartimos nuestra política por si quieres ponerlo en práctica:

  • Cumplir con los objetivos

  • Estar siempre disponible

  • Comunicación abierta y exageradamente frecuente

1.      Cumplir con los objetivos

Si bien es cierto que no puedes “ver” que el trabajo se está haciendo, lo importante es que se llegue a los resultados. Estar ocupado no quiere decir que el trabajo se esté haciendo, y de la misma forma, estar en la oficina no quiere decir que estén presentes y enfocados.

Qué más da desde donde esté cada uno si se logran los resultados. Por el contrario, si no se cumplen los objetivos hay que aplicar correcciones y normalmente son las mismas que aplican a alguien que trabaja en la oficina.

Es fácil de detectar y corregir si alguien recién hace home office y ahora no llega a los objetivos.

2.      Estar siempre disponible

Este punto es fundamental porque el estar siempre disponible es más una actitud que la presencia física. Debes tener la confianza de que si le hablas a alguien te responderá a la misma velocidad que si lo tuvieras a un lado en la oficina. Esto tiene el beneficio de que todo el mundo se vuelve más consciente de cuando alguien está trabajando y cuando no (vacaciones, horario de comida, fuera de turno, etc).

Aquí hay una consideración especial. Para estar siempre disponible, además de la actitud tienen que existir las condiciones físicas para lograrlo. No se puede trabajar desde casa si no hay una conexión a Internet de buena velocidad, si no tienes un espacio adecuado y sin ruidos y si no puedes trabajar cómodamente. La regla es, tienes que tener las condiciones físicas para que cuando menos seas igual de productivo que en la oficina y proyectes la misma imagen profesional hacia afuera.

3.      Comunicación abierta y exageradamente frecuente

Cuando estás en la oficina estás más informado de lo que está sucediendo por la simple convivencia. Vas a comer con alguien, o entras a alguna junta, o simplemente se tiene la “sensibilidad” de lo que está pasando en la empresa. También los demás notan como estás: si estás contento, si estás teniendo problemas o si te pasó algo.

Si estás trabajando desde casa estás aislado de estas interacciones “informales”. Es por lo que todos los involucrados deben comunicarse con mucha frecuencia porque lo único que queda es lo que se dice o se escribe y hay que compensar por ello. Si alguien necesita ayuda, tiene que pedirla porque nadie lo va a ver sufriendo y por tanto ofrecer ayudarle.

Otro beneficio es que puedes obtener el mejor talento sin importar donde estén. Tenemos miembros del equipo que si no pudieran trabajar desde casa no trabajarían con nosotros.

En nuestra oficina de CDMX cada uno decide que tanto trabaja desde casa. Pero los jueves es obligatorio venir a la oficina y es con toda la intención de convivir.

Aunque bien es cierto que no todas las posiciones aplican para trabajar desde casa, cada vez son menos las que no se puede. Una de estas posiciones era la de contador. Ahora escuchamos historias por ejemplo de mamás contadoras que con Gestionix pueden trabajar desde casa los viernes que los niños no van a la escuela.

Si estabas considerando implementar una política similar para tu empresa, ojalá que este texto te ayude a dar el paso y si lo haces, cuéntanos cómo te fue.

¿Y tú, ya cobraste el aguinaldo?

Si eres un trabajador, en estas fechas decembrinas, además de la fiesta de fin de año que tú patrón organiza para ti, seguramente recibes otra gran alegría cuando ves tu cuenta bancaria más “gorda” de lo normal. Esto se debe a que recibes el aguinaldo… pero…

 ¿Qué es el aguinaldo?

El aguinaldo es una prestación o un derecho irrenunciable que tienen los trabajadores a recibir al finalizar el año.

Aplica para cualquier trabajador ya sea de confianza, sindicalizado, de planta, y sin importar si el contrato es por obra, tiempo determinado, eventuales o de cualquier otro tipo.

¿Para qué se usa el aguinaldo?

El uso de este dinero recibido no debe ser restringido de ninguna manera. El trabajador decidirá en que es lo que más le conviene hacer con este beneficio.

¿Quién debe pagar el aguinaldo?

De acuerdo con el artículo 87 de la Ley Federal del Trabajo, los patrones deben realizar el pago de este derecho antes del 20 de diciembre de cada año.

De hecho, si no lo hace puede hacerse acreedor a una multa, y el trabajador podría demandarlo.

¿Cómo calcular el aguinaldo?

De acuerdo con el artículo de la LFT mencionado, el aguinaldo deberá ser equivalente, al menos, a 15 días del salario que el trabajador perciba por un año trabajado (sin incluir bonos o comisiones). Esto quiere decir, que patrón no podría pagarte menos que eso, pero si más que 15 días.

Si no trabajaste el año completo, entonces recibirás la parte proporcional que te corresponda, aplicando la famosa reglita de tres.

Debes tener cuidado porque el patrón tiene el derecho de descontar a tus días trabajados, las inasistencias e incapacidades por enfermedad general.

Veamos dos ejemplos:

Por último, una pequeña mala noticia… debes considerar que a la cantidad calculada en los ejemplos, el patrón le descontará el ISR correspondiente. Por lo tanto, a tu bolsa caerá un poco menos de dinero.

Ahora ya sabes todo sobre el aguinaldo, por qué, cuándo y cuánto debes recibir por esta prestación.